Descubriendo Barcelona con Geocaching


Ha surgido un nuevo movimiento en Barcelona, los geocachers han tomado la ciudad. Los podrás identificar porque van escudriñando por entre las ranuras de las paredes, mirando detrás de las papeleras o por debajo de escaleras y cabinas de teléfono. Buscan tesoros que otros geocachers han escondido por toda la ciudad. Para unirte a ellos, sólo necesitarás un smartphone y descargarte una aplicación para encontrarlos.

Existen varias aplicaciones de este tipo. La más conocida es Geocaching que te muestra un mapa con los puntos donde se encuentran los tesoros, llamados Geocachés, y una pista para encontrarlos una vez estás en la zona indicada en el mapa. Normalmente el tesoro consiste en un tubo magnético o una pequeña caja que contiene un rollo de papel en el cual se firma cuando se encuentra. Algunos tesoros contienen pequeños objetos que se pueden intercambiar, como muñecos o llaveros. En uno nos encontramos una moneda japonesa!

Lo interesante de esta aplicación es que es una forma diferente de conocer la ciudad. Muchos de los Geocachés explican la historia de la zona donde se encuentran. Por ejemplo, nuestro primer Geocaché fue en Sant Andreu, cerca de un edificio por el que habíamos pasado cientos de veces sin reparar en que en su fachada había incrustada una granada. Cuentan que el general Prim mandó disparar el proyectil para sofocar una revuelta en 1.843 y que impactó en el edificio sin explotar. El dueño de la vivienda guardó la granada y cuando reformó el edificio decidió incorporarla en la fachada.

También descubrimos así el barrio del Clot, bajando por la calle Rogent al encuentro del Geocaché como indicaba la persona que lo había escondido, calle peatonal con mucho encanto y varias terrazas donde sentarse a tomar una cerveza y ver la gente pasar. Si continúas bajando por esta calle, llegarás al carrer del Clot donde hay varias bodegas y bares de tapas donde reunirse con los amigos para tomar una copa y cenar. Te sorprenderá el ambiente que hay en esta zona y el encanto de sus calles.

Pero no sólo puedes andar a la caza de tesoros en Barcelona, es una moda extendida por todo el mundo. Si te vas de viaje a París o te vas de excursión al Cap de Creus, seguro que hay algún Geocaché escondido al lado de la Torre Eiffel o entre las piedras del parque natural del Cap de Creus. Sin ir más lejos, en Collserola hay un montón de Geocachés escondidos y buscar un tesoro en la montaña le añade emoción!

Geocaching

Además, la aplicación está muy bien pensada porque aparte de indicar las coordenadas donde está escondido el Geocaché, te indica la actividad reciente del mismo. Así la gente que lo ha buscado notifica si lo ha encontrado o no y la fecha de su búsqueda. De esta forma se puede saber si aún está en su lugar o si por el contrario ya no está allí (porque se ha caído o alguien se lo ha llevado). 

La aplicación es gratuita pero para acceder a la información de algunos geocachés hay que tener una cuenta premium.

1 comentario :

  1. Me gustaría probarla porque según la has explicado parece una buena aplicación para el trabajo que tengo, está en el playstore? Un saludo

    ResponderEliminar